En Fútbol, Golf, Pádel · 2 noviembre, 2015

Cómo superar la presión en los momentos clave

Cómo superar la PRESIÓN en los momentos clave

La situación suele ser siempre la misma. Llegamos al último hoyo de golf o al punto definitivo de pádel con opciones de ganar… o con posibilidades de perder. La concentración es máxima, la tensión extraordinario. Nos sudan las manos, se acelera nuestro corazón. Estamos a punto de ganar el torneo que tanto hemos soñado o de perder esa final y echar por tierra muchas horas de esfuerzo y entrenamiento. Sin embargo, en segundos, comienzan a agolparse en nuestra cabeza pensamientos negativos, los brazos parece que se nos encogen y las piernas se nos vuelven plomizas. ¿Quién no ha sufrido alguna vez estas sensaciones?. Esta situación se resume en una palabra: PRESIÓN. En GolfCanal queremos que aprendas a controlar esa presión y a sobreponerte a situaciones límite y para ello te explicamos unos sencillos consejos que debes de poner en práctica también durante los entrenamientos.

1. Conocerse a sí mismo. El jugador que conozca y acepte realmente su nivel de juego conseguirá vencer el temblor de piernas en los partidos, jugará con una mayor confianza y reducirá de manera considerable la presión.
2. Juega punto a punto, golpe a golpe sin pensar en el marcador. Solamente concéntrate en el próximo golpe que vas a ejecutar. Si vas ganando no empieces a cavilar contra qué pareja te tocará en la próxima ronda o en la próxima jornada; si vas perdiendo no seas derrotista y te des por vencido antes de tiempo.
3. Entre un golpe y otro, procura que tus pensamientos y emociones sean lo más positivos posibles. Trata de visualizar cada uno de ellos como un pequeño reto o desafío, capaz de alcanzar.
4. Controla la respiración durante los segundos previos al golpeo. Inspira profundamente por la nariz y a continuación expulsa el aire por la boca de manera lenta. Si haces esto, calmarás la ansiedad y la presión en tus partidos será mucho menor.
5. No te aceleres. Tomate el tiempo que necesites o que permita el reglamento antes de golpear la bola o la pelota. Así disminuirá tu ritmo cardíaco y podrás controlar mejor la tensión del partido.

6. Relaja la musculatura de tus brazos y manos mediante pequeños ejercicios de estiramientos. De esta forma, eliminarás parte de la tensión acumulada durante el juego y mejorarás el nivel de control en la pista o en el campo.
7. No cambies de estrategia de juego. Suele ser habitual que el miedo a fallar, haga variar la estrategia seguida hasta ese momento (conservadora o de riesgo) y en vez de seguir dando golpes buenos, nos conformemos con no dar golpes malos.

En definitiva, aprender a afrontar, controlar y tolerar la presión en los momentos cruciales es uno de los mayores retos que tiene ante sí cualquier jugador de pádel o de golf, si lo que pretende es llegar a convertirte en un buen jugador de estos deportes.

Deja un comentario

(requerido)