En Pádel · 7 enero, 2016

Calentamiento y estiramientos en pádel

Cómo calentar antes y después de un partido de pádel

Para evitar lesiones jugando al pádel es muy importante calentar antes y después de entrar a una pista, sobre todo ahora que volvemos a la actividad deportiva tras los excesos.

Muchos sólo calentamos con el peloteo inicial; pensamos que el calentamiento es diferente si vamos a jugar un torneo, en el que tenemos que estar desde el principio 100% preparados, o si jugamos una pachanga con amigos; solemos tener dudas sobre calentar al principio, en frío, o al final. Está claro que el calentamiento no será el mismo si jugamos una pachanga o un torneo, si calentamos antes o después del partido,… pero siempre es igual de importante.

Las lesiones vienen cuando menos lo esperas, si no has estirado o preparado tu cuerpo para moverte, da igual que sea ante amigos que ante un rival en un torneo, el cuerpo no distingue de contrincantes.

En definitiva, ya sea por desconocimiento, falta de tiempo o pereza, no le damos importancia al calentamiento, y es una parte indispensable y siempre ligada a la práctica de cualquier deporte. Nos predispone, tanto física como psicológicamente, para: comenzar una actividad más intensa de lo normal, evitar la crisis de adaptación del cuerpo a lo que estamos haciendo; evitar lesiones, mejorar nuestra elasticidad, aportarnos energía y ponernos en un estado de alerta, concentración y excitación, que mejorará nuestra coordinación de movimientos.

Aclaramos todas las dudas sobre el calentamiento en pádel:

Calentamiento ANTES de jugar

El calentamiento inicial se diferencia del post-partido, en la intensidad y, sobre todo, en el estiramiento. Venir frío y de repente ponerte a estirar los músculos, como lo harías al finalizar el partido, no es bueno. Está comprobado que estirar inicialmente no ayuda al rendimiento muscular, por lo que, lo dejamos para después del partido.

Recomendaciones:
1.-) Antes de cualquier ejercicio de calentamiento, ponte a trotar. Empieza con unos 5 – 10 minutos de carrera continua para despertar los músculos.
2.-) Después realiza movimientos circulares para las articulaciones de rodillas, tobillos, cadera y brazos.
3.-) Continúa con ejercicios mixtos, en los que debes flexionar las rodillas para tocar el suelo, mientras hacemos un leve trote.
4.-) Cuando finalices las repeticiones, sigue con un ejercicio que engloba todos los que has realizado: trotar a ritmo ligero – flexionamos y tocamos el suelo – saltamos estirando los brazos.
5.-) Sigue con pasos laterales a lo largo de la pista, y de frente, llevando las rodillas al pecho.
6.-) Y termina, yendo de esquina a esquina, con sprints cortos a mayor velocidad, para activar tu cuerpo y reaccionar ante los primeros puntos del juego.
Ahora sí, es el momento de hablar con el rival y empezar el peloteo previo de cada partido.

Calentamiento DESPUÉS de jugar

Llega el final del partido. “Que tarde es!…me tengo que ir a casa…” “¿nos tomamos algo, para celebrarlo!?”… ¡Sí! Pero antes, debes estirar, si no, al día siguiente, te acordarás de este momento. Estirar hace que relajes los músculos y tengas menos agujetas después.

Recomendaciones:
1.-) Estiramientos de la parte inferior:

Estiramientos tren inferior - Fuente planeta pádel

2.-) Estiramientos de la parte superior:

Estiramientos tren superior - Fuente planeta pádel

Fuente: Planeta Pádel

Aquellos que tengáis lesiones específicas, consultar con vuestro profesional.
Esperamos que sea más agradable vuestro primer contacto con el deporte después de las Navidades.

Deja un comentario

(requerido)